Make your own free website on Tripod.com

 

 


Sitios rupestres en Ramiriquí (Boyacá), Colombia.

Anexo: Transcripciones inéditas de sitios con arte rupestre en Ramiriquí.

Diego Martínez C. - Rupestreweb rupestreweb@yahoo.com

 

Como parte del proyecto de investigación "Aporte iconográfico para la vinculación Muisca de yacimientos rupestres del altiplano cundiboyacense" El equipo de Rupestreweb visitó en el año 2000 el sitio “Los jeroglificos”en la vereda El encanto en el municipio de Ramiriquí (Boyacá).

Se pudo constatar la existencia de un importante complejo rupestre de yacimientos representados en bloques erráticos y paredes rocosas, en las modalidades de petroglifo y pictografía. Evento este que resulta excepcional, ya que no es común encontrar estas dos modalidades en un mismo y próximo entorno geográfico.

Las primeras refencias a este sitio las hace Miguel Triana en 1924 en El jeroglifico Chibcha. Este autor publica en 7 planchas (figs.1 y 2) diversas pictografias de las margenes derecha e izquierda del río Ramiriquí.

Fig.1 Plancha XXVII.Inscripción de la izquierda. Según Triana, 1924. Fig.2 Plancha XXVII. Piedra del adoratorio. Según Triana. 1924.

Roberto Lleras en su informe Arqueología del alto valle de Tenza,(1989) registra el sitio como Ra-2 pero no hace mayores comentarios. En los ultimos años Guillermo Muñoz y sus ayudantes realizaron algunas visitas al lugar pero aún no existen referencias publicadas. La zona se halla a 2320 m.s.n.m. en la vega del río Ramiriqui (Viracacha o Juyassia) muy cerca al casco urbano del municipio. Para efectos de este artículo se describirán brevemente los tres sitios inscritos en el área cincunvecina a la hospedería “El palmar de los jeroglificos(Fig.3).

Fig 3.Vista panorámica del sitio “Los jeroglificos” en Ramiriquí (Boyacá). 1.“Piedra del adoratorio” 2. Petroglifo 3.Murales en paredes rocosas.

 

SITIO 1. El “Grande adoratorio de indios”

Se trata de un abrigo rocoso (fig.4) formado por dos bloques erráticos. Para Miguel Triana (1924) la particularidad del sitio le insinuó una función ritual. Dicho autor creyó ver en este mural a la figura humana de un cacique “incorporada a una inscripción hecha en su honor y para perpetua memoria de sus hazañas”. Guillermo Muñoz (comunicacion personal) destaca que la figura antropomorfa central con la cabeza triangular (sector 2) puede estar representando a un personaje principal con deformación craneana. Más allá de intentar interpretaciones, nuestro interés en visitar el sitio radicó principalmente en la identificación de un grafismo (sector 5) que es característico en la iconografía cerámica y textil del área arqueológica Muisca. Se trata de un motivo que semeja un animal encorvado, con extremidades, cabeza y cola diferenciadas, y que al parecer representa un marcador cultural iconográfico propio de las manifestaciones arqueológicas del área Muisca y más puntualmente de la región del bajo Valle de Tenza y áreas cincunvecinas. Aunque incipiente, ésta investigación pretende, a través de una aproximación iconográfica, establecer asociaciones formales entre eventos arqueológicos contextualizados y yacimientos rupestres (ver avance de investigación).

Del panel que transcribiera Triana hace 75 años solo es posible identificar en la actualidad el sector izquierdo, ya que el derecho se encuentra impregnado de las exudaciones de leña y carbón de la cocina de la casa conjunta al abrigo. La parte inferior del mural presenta gran acumulación de pigmento ocre rojizo, lo que para Martínez & Bateman (comunicación personal) puede significar, no el escurrimiento de la materia pictórica, sino posiblemente una previa aplicación o preparación del soporte.

Fig.4. Panel principal de la “piedra del adoratorio”. Abajo se ven detalles de los sectores resaltados.
Sector 1
Sector 2

Sector 3. Nótense las superposiciones

Sector 4
Sector 5. Detalle del sector 4

 

SITIO 2. Petroglifo

La identificación de petroglifos en el altiplano cundiboyasence (area Muisca) sigue considerándose como algo excepcional, ya que se trata de una región donde generalmente se encuentran pictografías. Aunque como lo advierte Argüello en su artículo de esta web, este tipo de hallazgos sólo confirma la incipiencia de la investigación y lo especulativo que aún resulta pretender determinar áreas culturales basándose únicamente en la diferenciación técnica.

Esta zona ha sido aún muy poco investigada y, aunque existen algunos trabajos arqueológicos, ninguno de ellos, como ha sido tradicional, profundiza en las manifestaciones rupestres. Este tipo de eventos descontextualizados siguen siendo objeto de especulaciones sin fundamento. Los campesinos de la región han generado sus propias interpretaciones, y son comunes, en los mas viejos, las referencias a entierros de tesoros o “guacas” y a sitios de adoración paganos o lugares“ donde asustan”.

Este petroglifo (fig.5) se encuentra a escasos 50 metros de la pictografía del “adoratorio” en el nivel más bajo sobre el área inundable del cauce del río.

 

Fig. 5. Petroglifo

 

SITIO 3. Paredes rocosas

Atravezando el puente desde el petroglifo anterior y a unos 150 metros en dirección noroeste, comienza el desnivel de la margen izquierda del río conformado por un extenso afloramiento rocoso. Allí, y a medida que se asciende se pueden ir identificando varios conjuntos murales pictográficos (fig.6).

Algunos de estos trazos fueron transcritos por Triana, pero el conjunto no ha merecido mayores comentarios por parte de otros investigadores.

Rupestreweb pudo constatar que este yacimiento representa un rico filón de evidencias que no pueden desligarse del resto de manifestaciones rupestres y arqueológicas de la región. Con cada nuevo hallazgo se amplian los horizontes y se multiplican las variables que intervienen en la identificación de las características formales y tipológicas de los yacimientos rupestres, por tal razón, solo mediante el desarrollo rigurosas estrategias de documentación y un trabajo sistemático de registro se pueden ir generando las primeras aproximaciones para contextualizar estas manifestaciones , identificar posibles tendencias estilísticas y en general contar con un corpus explicativo y metodológico coherentes.

Los sectores pictográficos de este sitio se encuentran esparcidos en diversas paredes y su estado de conservación es bueno ya que forman pequeños abrigos que los resguardan de radiaciones solares intensas y de la lluvia.

Fig.6 Diversos sectores del sitio de paredes rocosas
Foto de un mural (2000) y transcripción del mismo por Triana (1924), plancha XXXII del Jeroglifico Chibcha..
Pictografia de excepcional tipología. La distribución y el carácter de los trazos es atípico de lo hasta hoy descubierto en el altiplano.
Detalle de un mural con los rombos característicos del arte rupestre del altiplano.

ANEXO

Transcripciones inéditas de sitios con arte rupestre en Ramiriquí.

Octubre de 2004

Como complemento a este artículo, presentamos unas transcripciones inéditas de los murales de Ramiriquí. Se trata de cuatro planchas originales de 48 x 50cm elaboradas a tinta por Julio Ramírez Márquez y donadas al Museo (¿Nacional?) por Nicasio O. Galindo y que reposan actualmente en el ICANH en Bogotá.

Aunque sin fecha y sin ninguna información adicional, deducimos que se puede tratar del material original en el cual se basó Miguel Triana para denunciar este sitio en su obras La Civilización Chibcha (1922) y El jeroglífico Chibcha (1924), por tanto estas planchas datarían de antes de las fechas de estas publicaciones.

En su libro, Triana cita"En la hacienda de Las Granjas, Municipio del Colegio, encontramos una piedra enteramente cubierta con calaveras grabadas, y el señor don Nicasio Galindo hizo copiar otra análoga situada en el páramo al oriente del municipio de Ramiriquí" [ver dibujo 1 del Cuadro 4o. abajo]. Al comparar con las planchas de Triana Nos. 25, 27, 28, 32, 36, 37 y 43 (en romanos) en las que se transcriben varios grupos pictóricos, se constata que estas son copia casi exacta de las de Galindo.

Estas transcripciones vienen a contribuir pues a la historia de la investigación del arte rupestre colombiano, y se convierten, junto con en Álbum de acuarelas de Liborio Zerda (c.a.1893) que presentó recientemente el Museo Nacional de Colombia, en nuevos (viejos) documentos de contrastación, pero ante todo de evidencia de la génesis de los estudios rupestres y arqueológicos en el país.

A continuación presentamos las planchasy transcribimos las leyendas respectivas.

 

CUADRO 1o. Geroglíficos que se hallan en varias rocas situadas al N.E. de Ramiriquí en la margen izquierda del río. Copiados por Julio Ramírez Márquez (Remitido por Nicasio O. Galindo en obsequio al Museo).

CUADRO 2o. 1-2-3 y 4 –Geroglíficos que se hallan en varias rocas contínuas situadas en la márgen derecha del río Ramiriquí. 5 y 6 –Id id en una gran piedra aislada de las id, denominada el "oratorio de los indios". Copiados por J.R.M (Remitido por Nicasio O. Galindo)

CUADRO 3o. 1. Gran adoratorio donde están los geroglíficos que en el cuadro 2o. de esta colección se distinguen con los números 5 y 6. 2.Gran piedra aislada, donde se hallan los geroglíficos copiados en este cuadro. (Obsequia al Museo esta colección el señor Nicasio O. Galindo)

CUADRO 4o. Obras que de los aborígenes se encuentran á inmediaciones de Ramiriquí, á saber: 1. Grabados en una piedra que se halla en la montaña. 2. Columna de piedra:Longitud, 3m 80; en circunferencia 2m. 3. Id id: Longitud 4m 60; circunferencia 2m 20. 4. Id id: Longitud 5m 84; circunferencia 2m 42. 5. parte de otra id que tenia las mismas dimensiones que la anterior. (obsequio al Museo por nicasio O. Galindo. Dibujado por J.R.M.)

 

¿Preguntas, comentarios? escriba a: rupestreweb@egroups.com

Cómo citar este artículo: MARTINEZ C. Diego. Sitios rupestres en Ramiriquí (Boyacá). En Rupestreweb, http://rupestreweb.tripod.com/ramiriqui.html

2000-2004

 

BIBLIOGRAFIA

 

ARGUELLO, Pedro. Diferenciación técnica como diferenciador cultural: el caso del arte rupestre del suroccidente de Cundinamarca.en Rupestre/web Sección Articulos: Colombia

LLERAS, Roberto. Arqueología del alto Valle de Tenza. FIAN, Banco de la republica.Bogota, 1989.

MARTINEZ, Andrea y BATEMAN Carolina. Restauradoras de bienes muebles. Universidad externado de Colombia. Comunicacion personal, diciembre de 2000.

TRIANA, Miguel., La civilizacion Chibcha. Banco Popular, Bogota, 1984 (1924) —El Jeroglifico Chibcha. Banco Popular, Bogota, 1970

Nota: Agradecemos la colaboracion prestada por Rodrigo Aragón A. y Guillermo Muñoz.


[Rupestre/web Inicio] [Artículos] [Zonas] [Noticias] [Vínculos] [Investigadores] [Publique]

 

Esta pagina ha sido visitada veces desde julio 1 de 2003